¿Te imaginas la cara que pondrá tu bebé cuando crezca y se mire las fotografías de cuando era pequeño?

Estas sesiones con bebés se realizan con sumo cuidado y, por este motivo, venimos a hacerlas en vuestro hogar. Donde mejor sino, ¿verdad? Os pedimos que tengáis preparado elementos que os conecten con la criatura… La ropa de nacimiento, aquel arrullo o mantita especial, el primer muñeco que le regalaron… Pequeños detalles que os apetezca… Y no os olvidéis de vosotros!

Si tenéis dudas, no os preocupéis, antes de la sesión hablaremos de todo y prepararemos a conciencia un buen clima para obtener un buen resultado.

Si no tenéis una idea en especial le asesoraremos para que la sesión sea lo más cómoda posible teniendo en cuenta el pequeño protagonista.

Cuanto antes, mejor

Sabía que en las primeras semanas de vida del bebé es posible reproducir algunos de los movimientos de los que ha realizado mientras estaba en el vientre materno. La flexibilidad y su postura favorecen a inmortalizar instantáneas delicadas y fugaces.